Estás aquí
Inicio > Hispanos en acción > Karyme Lozano: La niña muy amada de Dios

Karyme Lozano: La niña muy amada de Dios

Fue actriz de Televisa; hoy es escritora y productora de cine. Se le recuerda también por participar en la película Cristiada. En el año 2003 estelarizó la telenovela Niña amada mía, y hoy reconoce en entrevista para El Despertador Hispano que después de su conversión se siente “la niña muy amada por Dios”.

Por Óscar Rosales

¿Cómo te sientes ahora, que sirves a Dios?

▶ Me encanta, puedo servirlo desde lo más pequeño y sentirlo en todo; en todo lo que hacemos le damos gloria a Él. Estoy actualmente escribiendo para utilizar los talentos que Dios me dio. Quiero escribir muchas historias que inspiren y den esperanza.

¿Extrañas las telenovelas?

▶ Estoy haciendo otras cosas, produciendo y dirigiendo cine; es como si estuviera en la universidad y tuviera que regresar al High School. Yo ya me gradué y pasé por esta etapa; yo quiero hacer cine y teatro. En un futuro, si es algo bonito, es posible; pero ahora no las extraño.

¿Por qué eres provida?

▶ Cuando mi papá estaba muy enfermo nos sugirieron que le aplicáramos la eutanasia. Claro que no lo hicimos, pero entendí que por algo estamos aquí.

Dios nos da un propósito, tienen un porqué nuestra vida; a veces no lo vemos, pero a partir del fallecimiento de mi padre me volví una defensora ferviente de la vida desde su concepción y hasta su muerte natural.

¿Cómo pueden lograr los jóvenes la castidad?

▶ Por la Gracia de Dios. Solos no podemos; tenemos que tener una relación y amistad permanente con Dios a través de todos los sacramentos. Los papás tienen que explicar a sus hijos la belleza de la castidad. Los jóvenes son muy inteligentes, sí entienden si se los explicamos.

Tu mensaje a todos los hispanos

▶ Los hispanos somos gente de fe, gente de valores; promovamos e involucrémonos en proyectos que dignifiquen a los latinos. Debemos sentirnos orgullosos de nuestras raíces, de nuestra historia.

Nuestro propósito en el mundo es servir y amar a Dios. Cualquier circunstancia difícil que estés pasando va a pasar, no es eterna; cualquier tristeza o depresión pasará. Acérquense a Dios. La única manera en que yo pude salir adelante fue por Dios. Dios te ama como eres; agárrate de Dios, de su misericordia, de su mano. Hagan mucha oración; aunque estén deprimidos vayan a Misa; aunque sea en pijama o despeinados por causa de la depresión, pero vayan a Misa.

Más información de los proyectos de Karyme en: Karymelozano.tv

 

Publicado en la edición impresa de El Despertador Hispano de enero de 2018 No.8

Top