Estás aquí
Inicio > Hispanos en acción > Hispanos de Tulsa, Oklahoma: Reconstruyen viviendas y esperanza de damnificados

Hispanos de Tulsa, Oklahoma: Reconstruyen viviendas y esperanza de damnificados

Envían más de 16 mil dólares a damnificados de Hueyapan, Morelos, y comienzan con estos recursos la reconstrucción de  viviendas

Por Chucho Picón

Los hispanos de la parroquia de Santo Tomas Moro, en Tulsa, Oklahoma, después de conocer la magnitud de los sismos del pasado mes de septiembre en México y conmovidos por la tragedia, no dudaron en enviar ayuda y se dieron a la tarea de organizar una colecta con su párroco, el padre Samuel Pérez, y con sus dos vicarios, los padres José María Briones e Ismael, durante las misas.

Tras la colecta lograron recaudar en tan sólo un día una cifra record de más de 16 mil dólares, los cuales fueron enviados a México en manos de su párroco y del laico Javier García, quienes  volaron desde Tulsa, Oklahoma, al estado de Morelos, México, para entregar estos recursos en propia mano de los afectados.

Después de poder entrevistarse con monseñor Ramón Castro, obispo de Morelos, y conocer de su propia voz las necesidades urgentes, decidieron adentrarse en las comunidades de Hueyapan, Morelos, municipio considerado uno de los más pobres del estado con índices de extrema pobreza.

El padre Samuel Pérez, junto con una comitiva de Hueyapan conformada con el párroco de este lugar, realizó un visiteo y recorrido para identificar en que se podían invertir los recursos que enviaron sus hermanos hispanos de Tulsa, Oklahoma. Después de este recorrido se decidió con los propios damnificados que los recursos económicos fueran utilizados para la construcción de viviendas funcionales, ya que las viviendas de Hueyapan, muchas de ellas todavía de adobe, sufrieron derrumbes y daños irreparables por la magnitud del sismo y sus réplicas, por lo cual las familias de dichas viviendas se encontraban viviendo en calles y parques.

Con estos más de 16 mil dólares se podrán construir no sólo las viviendas de más de 28 familias, sino que también se reconstruirá la esperanza de ellas.

La donación queda marcada por la solidaridad de los hispanos con los hermanos mexicanos envueltos en la tragedia, sin importar su país de origen; simplemente unidos y conmovidos por el dolor. Dan muestra del gran amor por su gente y por sus lugares de origen.

 

Publicado en la edición impresa de El Despertador Hispano de noviembre de 2017 No. 6

Top