Estás aquí
Inicio > Tema del mes > “Los hispanos tenemos mucho que aportar al catolicismo”

“Los hispanos tenemos mucho que aportar al catolicismo”

A raíz del V Encuentro de Pastoral Hispana, celebrado el pasado mes en Grapevine, Texas, el catolicismo hispano ha mostrado su efervescencia y su capacidad de fortalecer al catolicismo de Estados Unidos, justamente en los tiempos en que éste pasa por una “noche oscura”

Por El Despertador Hispano

En el marco del V Encuentro, entrevistamos a la maestra en Estudios Teológicos y certificada en Administración Pastoral por la Universidad de Dallas, Pía Septién, quien estuvo presente en este acontecimiento de gracia de la Iglesia en Estados Unidos por la diócesis de Dallas.

Existe la impresión de que el V Encuentro de Pastoral Hispana, además de un momento de gracia, vino en una coyuntura en la que la Iglesia católica de Estados Unidos necesitaba, con urgencia, un empujón para salir de la crisis: ¿compartes ésa opinión?

▶ Más que a salir de la crisis, este Encuentro dejo saber a los obispos de manera inequívoca que la comunidad hispana, está viva y operante; dispuesta a seguir viviendo y propagando el Evangelio. Que somos pueblo de Dios y que a quien seguimos es a Dios. Hago hincapié, además, de la capacidad de resiliencia que tiene históricamente el pueblo hispano.

¿Habrá más puertas abiertas en las diócesis, las parroquias, las escuelas, las universidades católicas al catolicismo hispano?

▶ Francamente eso espero. Tomará tiempo y recursos, recursos que son finitos. Además que habrá que cambiar corazones a todos niveles. Hemos sido, y seguimos siendo, vistos como el medio hermano pobre, arrimados y que no contribuimos económicamente en la proporción deseada. Nuestra manera de dar es con trabajo. Innumerables parroquias y ministerios han sido construidos y son sostenidos a base de ventas de “las 3 T”, es decir, tacos, tortas y tamales (N. Tres platillos típicos mexicanos).

Creo que la convivencia de las generaciones jóvenes —que ya se están mezclando en escuelas, universidades y trabajos— ayudará mucho. Es necesario salir de los “guetos” en que viven los hispanos: aprender inglés es indispensable.

¿Podrá superarse pronto la brecha entre el catolicismo anglosajón y el hispano-latino?

▶ No por ahora, necesitamos formar académicamente a más agentes pastorales, además de concientización de lo que aquí llaman stewardship (corresponsabilidad, que es igual a tiempo, talentos y tesoros).

¿Cómo es tu experiencia en este sentido tanto en la diócesis de Dallas como en la Universidad de Dallas?

▶ Hace 13 años que fui contratada por la Universidad de Dallas para iniciar los programas de Educación Continua en español. A eso he dedicado mis días y noches, fines de semana y vacaciones. Iniciamos teniendo únicamente la promesa de que daríamos buenos cursos de Biblia, con el paso de los años y la ayuda de la Santísima Virgen de Guadalupe, nos encontramos ahora con el programa de la Escuela Bíblica Católica, el Certificado en Teología Pastoral, el Certificado en Ministerio Pastoral, Introducción a la Teología del Cuerpo y Ministerio intercultural.

Además el programa de la formación diaconal. Seis programas totalmente en español, algunos en línea, otros en salones de clases. Libros, clases, notas de clases, lecturas, etcétera, todo en español. En los dos últimos años hemos entrado en sociedad con la diócesis de Dallas para formar a sus catequistas.

Sigue habiendo mucho por hacer, pero lo que la Universidad de Dallas ha realizado en tan pocos años es muestra de que se puede, que la comunidad hispana está dispuesta a estudiar y de que las autoridades universitarias están dispuestas a poner los medios necesarios para que lo hagan.

¿Qué enseñanzas concretas extraes del V Encuentro?

▶ Que ya basta de sentirnos/creernos menos. Los hispanos tenemos mucho que aportar al catolicismo en los Estados Unidos, la resiliencia como decía anteriormente, la vivencia en comunidad, piedad popular, misericordia, bondad, concepto de familia, respeto y cariño por los ancianos y algo muy importante personas; las estadísticas están claras, el futuro del catolicismo en los Estados Unidos está en los hispanos, simplemente por los números de nacimientos.

¿Hay futuro luminoso para el catolicismo en Estados Unidos?

▶ Desde luego, con Dios siempre hay futuro.

(Jaime Septién)

Publicado en la edición impresa de El Despertador Hispano de octubre de 2018 No.13

Top