Estás aquí
Inicio > Tulsa > Mi mejor herencia es la fe católica y el trabajo

Mi mejor herencia es la fe católica y el trabajo

Francisco es conocido en Tulsa, Oklahoma, como un mexicano trabajador, emprendedor, un hombre de familia; es reconocido por sus empleados como un íder que les da un trato humano, que ayuda a la comunidad hispana, que ama a su familia, y que le da empleo a muchos. Por esto y más es un «hispano en acción».

Redacción / C.P.

Francisco Ibarra Pérez recibió al equipo de El Despertador Hispano en las oficinas centrales de Supermercados Morelos. Nos sorprendió con su trato amable y sencillo a pesar de ser el líder de una de las cadenas más importantes en Tulsa, Oklahoma, y en otras ciudades de Estados Unidos.

Nos motivó su calidez, y comenzó contándonos que nació en Celaya, Guanajuato; que sus papás eran originarios de Michoacán, y que siempre le enseñaron el valor y la importancia del trabajo, como también la fe católica. Relata que todos los días rezaban el Santo Rosario y que no faltaban a Misa los domingos. Dice que ésa ha sido su mejor herencia: su fe católica.

Francisco Ibarra Pérez, director general, hoy tiene bajo su cargo y responsabilidad el crecimiento y administración de la empresa.

El negocio familiar Supermercados Morelos fue creado y emprendido por sus hermanos, primos y tíos; y hoy, gracias al ejemplo de su padre, que siempre les inculcó el amor por la familia, esto se ha traducido en una comunión verdadera entre todos los que participan. Para ellos es claro que, a pesar de que esto es un negocio, siempre deben estar unidos.

Francisco Ibarra,  sin dudarlo,  dice que la clave del éxito se debe a Dios, a la educación recibida y al ejemplo él y sus hermanos recibieron de su progenitor, quien les enseñó a ser responsables en todo, a dar prioridad a la familia y a realizar el trabajo en equipo. Ésa es, en resumen, la clave del éxito de su familia y de Supermercados Morelos.

«Nosotros trabajamos los 365 días del año por ser una tienda, y no tenemos mucho tiempo libre, siempre estamos ocupados; pero nunca faltamos a Misa los domingos y en las fiestas de precepto. Cuando salimos del trabajo, a veces también vamos a Misa, y no es cansado».

Considera que la misión de todo hispano en EU es superarse, contribuir a con esta nación pues, dice, «estamos en una casa ajena, así que tenemos que comportarnos, ser educados y respetuosos. El hispano es muy trabajador; pero hay que seguir las reglas, las leyes, nunca quebrarlas.

«Si tú cumples con las leyes, vas a trabajar en paz y vivir en paz. Debes de cumplir  las reglas  de esta casa ajena. Compórtate; estamos en un país que no es el nuestro y, en la medida en que nos comportemos mejor, nos van a aceptar y a querer más».

 

Publicado en la edición impresa de El Despertador Hispano de diciembre de 2017 No.7

Top