Estás aquí
Inicio > Hispanos en acción > Carrera Guadalupana: No se trata de correr sino de caminar con Jesucristo

Carrera Guadalupana: No se trata de correr sino de caminar con Jesucristo

La carrera en honor a la Virgen Morena en su festividad del 12 de diciembre se realiza desde el 2013 en Nueva York, en el corazón de la diócesis de Brooklyn y Queens. El Despertador conversó con el director del Ministerio Mexicano, padre Jorge Ortiz Garay, quien nos cuenta los detalles

Por Chucho Picón

La Carrera Guadalupana es parte de todo un proceso de evangelización, es dirigido a los más de 700 mil mexicanos que se encuentran viviendo en la diócesis de Brooklyn y Queens.

La iniciativa surgió por la necesidad de que el mexicano católico regrese a su fe. En el proceso de migración desde su país de origen hasta el suelo estadounidense, los migrantes pierden muchas veces tres cosas, según comenta el padre Jorge: la fe, la familia y la tradición. No es porque ellos quieran o busquen esta pérdida de valores, sino más bien por quedar inmersos en una cultura materialista, consumista. «Por la locura de trabajar y trabajar, se van olvidando algunos un poco de sus raíces, de su fe, de su tradición».

Y en algunos casos se olvidan hasta de sus familias, aquellas que han dejado en sus lugares de origen. Todo como consecuencia del estilo de vida caótico que impera en los condados de Brooklyn y Queens.

Es por eso que la Virgen de Guadalupe, su fiesta del 12 de diciembre y la Carrera Guadalupana se han convertido en una oportunidad para que los mexicanos retomen su fe y vuelvan a la vida de la Iglesia.

Por eso este año, como los anteriores, a los corredores se les invita a reflexionar sobre la importancia de la coherencia cristiana; «de no sólo correr por correr, sino más bien de caminar y correr de la mano de Cristo y de la mano de su Santa Madre», y con ellos y en ellos caminar sin soltarse a pesar de las adversidades, miedos y dificultades que se les presentan por su condición de migrantes.

La diócesis de Brooklyn y Queens tiene una riqueza y diversidad cultural que proviene de muchas partes del mundo, y la característica de la Carrera Guadalupana, en la fiesta de la Virgen de Guadalupe, es que une a todos los católicos. «La fe en la Guadalupana es incluyente; es para todos».En la Carrera participan más de tres mil corredores de todas las edades. Comienza en la Cocatedral San José, ubicada en el 856 de la calle Pacific, en Brooklyn, y concluye con la llegada de los participantes a diferentes parroquias de la Diócesis, según las distancias que se han de correr.

Más de10 mil dólares serán entregados a monseñor Nicholas Anthony DiMarzio, obispo de la diócesis de Brooklyn, de manos del padre Jorge Ortiz, director del Ministerio Mexicano. El monto recaudado proviene de los uniformes de los participantes en la Carrera Guadalupana. Esta cantidad servirá para atender a los más necesitados tras los sismos en México. Monseñor DiMarzio y el padre Jorge Ortiz viajarán próximamente a esta nación para entregar la ayuda directamente a los damnificados.

 

Publicado en la edición impresa de El Despertador Hispano de diciembre de 2017 No. 7

Top