Diez años de «maravillas de México»

En la Parroquia de Santo Tomás Moro, en Tulsa, Oklahoma, se ha impulsado desde hace más de diez años el espectáculo de ballet folclórico de música mexicana «Maravillas de México», conformado por toda la comunidad hispana y no solamente los nacidos en México, sino también con integrantes de Centroamérica y Sudamérica; además incluyen miembros de  la comunidad anglosajona.

El ballet folclórico «Maravillas de México» une a todos los hispanoamericanos y anglosajones. Es sorprendente ver a centroamericanos, sudamericanos y norteamericanos danzar orgullosos el Jarabe Tapatío o el Son de la Negra como una sola familia y comunidad cristiana. 

El ballet es una iniciativa del padre José María Briones,  que ha buscado desde hace más de diez años que por medio de la danza, la música y la riqueza cultural mexicana se integre en una sola toda la comunidad católica sin distinción de país de origen, de color, raza o grupo étnico.

El padre José María Briones ha buscado por medio de este proyecto llegar por igual a niños, jóvenes y adultos; es así  como el espectáculo de «Maravillas de México» lo integran más de 80 bailarines de todas las edades.

«Los mexicanos no sólo bailamos banda y norteño, tenemos un folclore, una historia rica en valores y un patrimonio cultural que ofrecer a Estados Unidos y a todo el mundo», comenta.

El padre Briones busca que la comunidad anglosajona no se quede con un errónea impresión de los mexicanos y demás hispano-americanos por campañas de desprestigio u odio racial, sino que, por medio de la danza y música mexicana, se enamore de los valores, historia y  riqueza cultural de ellos. Su objetivo es que estos migrantes sean reconocidos como una bendición para el suelo estadounidense. Desde otra perspectiva, busca el padre Briones que los mexicanos y demás migrantes hispanos no pierdan sus raíces y el amor por sus países de origen.

Desde hace más de diez años el ballet folclórico se ha presentado en la ciudad de Tulsa, con tres presentaciones al año, y en próximas fechas tendrá una gira por California. Es de reconocer que el padre José María Briones no es sólo el director general de este proyecto, sino que también es el capellán de «Maravillas de México» y se deja ver durante las presentaciones confesando y  dando dirección espiritual; también celebra la santa Eucaristía antes de cada presentación. El padre Briones busca en todo momento que este proyecto sea integral para quienes lo conforman; que no se quede sólo en lo cultural, sino que trascienda a lo espiritual y que, como tal, sea un medio para dar gloria a Dios y se convierta en un camino de santificación.

Por EDH/Redacción