La Escuela San Juan Diego en Oklahoma City

Pedro Antonio Moreno García nació en Nueva York pero es de padres puertorriqueños. Tenía 13 años cuando se mudó con su familia a Puerto Rico, lugar donde se hizo adulto y se casó.

Pedro Moreno al ser un egresado de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, con una Maestría en Educación Religiosa; de haber participado en aquel país en programas de radio evangelizadores, y de haberse dedicado a la formación cristiana de adultos, fue invitado en los años 90 a trabajar en Estados Unidos en la diócesis de Galveston-Houston; después en la diócesis texana de Fort Worth, como director en la escuela de formación de laicos, que era un programa bilingüe; y ahora se encuentra en la arquidiócesis de Oklahoma City como director de la Oficina del Ministerio Hispano.

La familia como base para servir a otros

Para él la estabilidad familiar es fundamental, por eso reconoce que tiene el gran reto de «mantener a mi esposa y a mis hija contentas, porque si ellas no están contentas yo no puedo realizar el ministerio en la diócesis; porque tengo 36 años de casado y vivo en Texas, pero trabajo en Oklahoma City, así que ése es un reto muy grande: tengo que viajar una vez a la semana de un lado hacia el otro, como
misionero ambulante».

Formar a los líderes evangelizadores

Otro de los retos que afronta es «la expansión de la presencia hispana» a fin de que los hispanoamericanos se conviertan en discípulos misioneros; ésa es justo la razón por la que la Arquidiócesis lo invitó a colaborar en ella, conociendo la experiencia que ya
tenía Pedro.

Y para que esto pueda alcanzar a más y más gente, la Arquidiócesis ha pedido a este educador católico que se centre en la formación de los evangelizadores, porque son ellos los que van a seguir propagando la Buena Nueva a mucha más gente.

Esta formación se da en la arquidiócesis de Oklahoma City a través de la «Escuela San Juan Diego», que tomó precisamente ese nombre porque cuando la Virgen se le apareció a este santo nativo americano él iba camino a aprender, iba  a recibir formación de los sacerdotes. «En honor a él es que se funda esta escuela para todos los que van a servir conozcan mejor su fe católica«, explica Pedro Moreno, y también señala cómo es el programa de formación:

«El primer año de la escuela es de formación básica, utilizando el Catecismo de la Iglesia Católica; el segundo año es estudio de las Sagradas Escrituras; y el tercer año hay una serie de mini-cursos: eclesiología, cristología, metodología para dar el mensaje o preparar una catequesis; es un poquito de todo».

Amplitud de funciones del Ministerio Hispano

Igualmente anuncia cuáles son las otras actividades que realiza la Oficina del Ministerio Hispano de la arquidiócesis de Oklahoma City: «Anuncia la Buena Nueva a través de la prensa católica, y también colabora con programas de radio; tenemos un programa de radio dominical, pero pronto tendremos radio católica las 24 horas del día, y esto será antes de que concluya el año».

Con información de Chucho Picón

 

Publicado en la edición impresa de El Despertador Hispano de noviembre de 2017 No. 6